Los emprendedores cleantech en México son un grupo reducido conformado principalmente por profesionistas del sexo masculino con estudios profesionales (95% con licenciatura o posgrado) que emprenden entre los 35 y 40 años y que se financian por lo general con capital propio (43%). Los emprendimientos se dedican casi exclusivamente a cleantech (pure-play) lo cual es una buena señal ya que permite mayor especialización. El 58% de las empresas encuestadas reportan haber realizado inversión en investigación y desarrollo (I+D) en el último año pero solo una quinta parte de las empresas cuenta con al menos una solicitud de patente.